Archivo mensual: octubre 2012

Amortización anticipada de un préstamo con un Swap

CONSULTORIO DE EMPRESA SOLUFINA

Hace dos años mi empresa contrato un préstamo a diez años para la financiación de unas nuevas instalaciones a un tipo de Euribor + 2%. Para protegerme de posibles subidas del Euribor, la entidad financiera me recomendó pasar el tipo de financiación a un tipo fijo mediante un contrato de swap, con lo que el tipo del préstamo pasaba al 5% anual. Las condiciones me parecieron ventajosas, pues me aseguraba el coste para toda la vida del préstamo, independientemente de la evolución del Euribor.

Como actualmente dispongo de liquidez, acudí a la entidad financiera que nos financió para ejecutar la cláusula de amortización anticipada del préstamo y, para mi sorpresa, me dicen que además de pagar el préstamo pendiente tengo que liquidar el contrato de swap. Ello supone una importante cantidad de dinero de la cuál nunca se me había advertido.

Me puede indicar si, ¿es esto correcto? ¿cómo puede ser que a parte de devolver el principal pendiente tenga que pagar una cantidad adicional?.

RESPUESTA:

Un swap de interés fijo/variable es un contrato entre dos partes que se comprometen al intercambio de un tipo fijo por un tipo variable sobre un importe y un plazo determinado. Existe un mercado muy activo donde a diario los bancos cotizan los tipos fijos del swap para plazos que van desde los 2 hasta los 30 años. La ventaja que tiene el cerrar un tipo de interés fijo para todo el plazo del préstamo es la certeza de conocer cuál será el interés que pagará, independientemente de las variaciones del Euribor. Normalmente, estos contratos están vinculados a los préstamos firmados, por lo que si amortiza anticipadamente el préstamo es normal que le obliguen a cancelar el contrato de swap.

Para poder calcular la liquidación del mismo, se tiene que proceder a su valoración, comparando el tipo de interés fijo que se cerró el día de la contratación y el actual para el periodo que queda de vida del préstamo.

–        Si el tipo de interés actual del swap para al plazo de vencimiento del préstamo es superior al de su swap, la liquidación será a su favor, ya que su swap le está permitiendo pagar un tipo fijo inferior al de mercado.

–        En cambio, si el tipo actual del swap para al plazo de vencimiento es menor, con su swap usted estaría liquidando un tipo fijo superior al que podría cerrar hoy, por lo que tendrá que liquidar la diferencia.

Teniendo en cuenta que usted cerró el préstamo hace dos años y que la evolución de los tipos de interés ha sido descendente, la liquidación debería salir a pagar. En cualquier caso, le recomendamos que antes de aceptar la liquidación, revise bien las condiciones del contrato de swap y pida una valoración a un experto independiente para poder negociar las mejores condiciones con su entidad financiera.

¿Qué es el preconcurso de acreedores?

CONSULTORIO DE EMPRESA SOLUFINA

Pregunta: Soy el gerente de una empresa que factura 4 millones de euros y nos encontramos con verdaderas dificultades para pagar a los acreedores. Los clientes se retrasan en los pagos, no podemos atender en plazo algunas facturas y los intereses de la deuda suscrita con el banco nos están estrangulando. Algunos amigos me dicen que nos acojamos al preconcurso de acreedores para canalizar todos los esfuerzos en reflotar la empresa, pero no sé muy bien en qué consiste y si me merece la pena. ¿Me lo podrían aclarar?

Respuesta: La actual situación económica está provocando que muchas empresas entren en situación de insolvencia, tengan la necesidad de reestructurarse y, en algunos casos, incluso de liquidar la sociedad. La reforma de la Ley Concursal (Ley 38/2011, de 10 de octubre) posibilita que el empresario se pueda acoger al preconcurso de acreedores, disponiendo de un plazo de hasta cuatro meses para poder renegociar las deudas con sus acreedores, sin riesgo a que le insten el concurso.

Durante este plazo, deberá diseñar un plan para viabilidad para su empresa con el fin de:

–       Demostrar que su empresa es viable, identificando sus ventajas competitivas y la demanda que atiende.

–       Definir los pasos que tiene que dar para hacer el negocio viable.

–       Disponer de un instrumento que le permita negociar adecuadamente con acreedores / bancos, que les de el confort suficiente para seguir apostando por su empresa y evitar tener que entrar en concurso de acreedores.

Para la elaboración del mismo, le recomendamos que sea realista y coherente a la hora de fijar las bases de las previsiones económico-financieras del plan de viabilidad. A partir de dichas previsiones, se calculará la cuenta de resultados y el balance provisional; así como el plan de tesorería y las ratios de liquidez, solvencia, endeudamiento, rotación de existencias, rotación de activos y rentabilidad.

Aunque no conocemos exactamente su situación actual, todo parece indicar que debería acogerse al preconcurso ante la imposibilidad de afrontar los pagos inmediatos. De este modo podrá negociar con sus acreedores una solución de continuidad y proteger su responsabilidad como administrador.

Teresa Mariño. Socia Solufina

http://www.solufina.es